Quién fue María Montessori

¿Quién fue María Montessori?

María Montessori (31 de agosto de 1870, Chiaravalle, Italia – 6 de mayo de 1952, Nordwijk, Holanda), fue una educadora, científica, médica, psiquiatra, filósofa y psicóloga italiana.

Nació en Chiaravalle, provincia de Ancona, Italia. Provenía de una familia acomodada y católica. Su madre fue Renilde Stoppani y su padre Alessandro Montessori, militar de profesión y persona muy estricta en lo que a educación se refiere. Hay que tener en cuenta que en esa época, lo máximo a lo que podía aspirar una mujer era a ser maestra, aunque la familia de María tenía la convicción de que la mujer debía tener una cierta instrucción.

Por eso, ella pudo estudiar ingeniería a los 14 años, más tarde biología y por último ingresar en la Universidad de Roma, en la Escuela de Medicina. La formación universitaria de la hija no agrada al padre, quien en un primer momento se opuso a esta determinación.  Aun así, María se graduó en 1896 como la primera mujer médico en Italia. Fue miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Amplió estudios en el campo de la Antropología y obtuvo un doctorado en Filosofía, época en la que asiste a uno de los primeros cursos de Psicología experimental. Fue contemporánea de Freud y curiosamente, desarrolló su propia clasificación de enfermedades mentales, diferente de la del austríaco.

De un desafortunado romance con Giuseppe Montesano, psiquiatra y profesor suyo, nació su hijo Mario. Al poco tiempo, sufrió el abandono del médico, hecho que motivó en María una enorme desilusión, y le empujó  a afiliarse al movimiento feminista, del que fue representante a nivel nacional e internacional, y representó a Italia en los Congresos de Berlín (1896) y de Londres (1899).

En sus inicios, el régimen de Mussolini la distinguió como educadora preeminente. Después, Montessori se dio cuenta de las horrendas intenciones del dictador y acusó públicamente al fascismo de «formar a la juventud según sus moldes brutales» y a convertirlos en «pequeños soldados».

Sus opiniones causaron indignación en el régimen dictatorial y la doctora se vio obligada a exiliarse. Abandonó Italia en 1933, al ser clausuradas sus escuelas, y se estableció en Barcelona, donde se interesaron por sus nuevas concepciones en educación. Allí estuvo viviendo unos años, hasta el estallido de la Guerra Civil española. Al salir de España, recala en Holanda, lugar que sería su casa hasta el final de su vida. La acompañaron su esposo y su hijo. Sólo pudo volver a Italia ya en 1947 para ayudar a la reorganización de escuelas y reanudar las clases en la Universidad de Roma.

Entre 1898 y 1900, Montessori trabajó en la educación de niños con deficiencias mentales y aplicando métodos propios en fase de experimentación,  consiguió que estos niños aprendieran a leer y escribir. Estos experimentos le ayudaron más tarde a organizar una enseñanza para toda clase de niños. Se hace muy interesante recorrer su práctica profesional, y comprobar cómo Montessori, gracias al cúmulo de experiencias, fue madurando en la idea de que «los niños se construyen a sí mismos» a partir de elementos del ambiente. Para comprobarlo, volvió a las aulas universitarias a profundizar en una rama que ya había estudiado en su juventud, la Psicología.

«Los niños se construyen a sí mismos»

María Montessori con una niña

 

El 6 de enero de 1907 María inauguró la primera Casa de Niños en San Lorenzo, un barrio obrero de las afueras de Roma. Se creó como principal innovación el área de vida práctica (higiene y modales). Los niños se concentraban y realizaban ejercicios, mientras los juguetes no les atraían, únicamente en los momentos de recreo. La satisfacción de los niños provenía del hecho de realizar solos sus cometidos, prácticamente sin ayuda. Poco a poco los niños que no se habían interesado por la enseñanza, denominados por la escuela oficial como «rebeldes», cambiaron su actitud y se tornaron en amables, respetuosos y empáticos. Aprendían con suma ilusión. Se trataba de 60 niños. María Montessori, en vez de imponerles reglas arbitrarias y llenarles la cabeza de datos, los dejó libres, para que exploraran el mundo a su antojo.

En conclusión, María Montessori revolucionó los parámetros educativos imperantes hasta ese momento, poniendo al niño en el centro de todo el proceso pedagógico. Modificó radicalmente la obsoleta educación infantil y le debemos mucho a su estudio, su intuición y su observación metódica. En primer lugar, porque creó nuevos materiales con objeto de favorecer el autoaprendizaje. Y asimismo, porque transformó la escuela en el sentido de hacerla más lógica e intuitiva para el niño y la niña. Tanto es así que creía con buen criterio que si algo debía cambiar, era precisamente la Escuela, adaptándose a los requerimientos y necesidad infantiles y no a la inversa.

«El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad. Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Sólo podemos servir al desarrollo del niño, pues este se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo». 

María Montessori

Educando para la Libertad

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Antes de irte, tenemos un

 Una guía sobre CÓMO ACOMPAÑAR A TUS HIJOS EN SU AUTOCONOCIMIENTO. Conocerás los beneficios del mindfulness para tus hijos y cómo implementarlo en tu hogar. Incluye 10 ejercicios para practicar en familia. Te ofrecemos junto con esta guía una MEDITACIÓN GUIADA para ti.

¿Puede existir autoconocimiento sin profundizar en nuestras emociones y aprender a manejarlas? Pensamos que no. Por eso te queremos regalar además, un E-BOOK CON 5 ACTIVIDADES PARA DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL de nuestros hijos.

Marketing por

Responsable: Educando para la Libertad. Finalidad: enviarte información y actualizaciones de Educando para la Libertad, sus fundadores. Legitimación: tu consentimiento (es decir, que estás de acuerdo). Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de de Active Campaing (proveedor de email marketing de Educando para la Libertad) fuera de la UE en EEUU. Está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield >> (https://help.activecampaing.com/hc/en-us/articles/218789997-Priva). Derechos: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Conoce nuestra Política de Privacidad

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies