¿Qué es Educando para la Libertad?

Empecemos por explicarte que significa para nosotros. Pensar y desarrollar esta web ha representado la libertad de decidir. Pero claro, esto lo hacemos con la ilusión de encontrar a alguien del otro lado. Alguien abierto a recibir, al que poder aportar algo diferente de verdadero valor. 

Nos conmueve la educación. Es un pilar fundamental del ser humano. La misma siempre está activa, en continua transformación. Y ahora se encuentra en un proceso de efervescencia. Es fácil darse cuenta de esto, cuando comprobamos que los planes de educación chocan con el carácter y las capacidades de las nuevas generaciones.

Nos apasiona, de la misma forma, una crianza responsable, en la que el proceso de aprendizaje sea natural y deje a los más pequeños espacio para desarrollarse individualmente y para descubrirse y descubrir el mundo sin limitaciones.  

Nuestro compromiso es estar a tu lado en el difícil camino de la crianza y educación de tus hijos. Te ofrecemos comprensión y escucha, que es algo vital en esta andadura, y la información necesaria, contrastada y accesible, con la idea de que no te falten herramientas para llegar a ser una madre presente, consecuente y abundante.

José Alberto Camacho

Déjame contarte una historia. Prometo que será breve.

Las mejores historias son las autobiográficas. Así que, allá vamos.

Supongo que la vida nos pone a todos en nuestro sitio. Pero no sólo en el sentido negativo con el que se suele emplear esta máxima, sino por supuesto también en el positivo.

De mi infancia recuerdo mi curiosidad y sensibilidad. Era distinto a los otros niños. Tenía un mundo en mi cabeza y buscaba confirmarlo fuera, insistentemente, continuamente. No encajaba en la sociedad pero tampoco entendía por qué debía hacerlo.

 

Luego olvidé todo esto, y pretendí ser un miembro más, mimetizarme y ocultarme en la generalidad. Pero normalmente cuando buscas el reconocimiento de los otros, dejas poco a poco de ser tú mismo. Te vas muriendo lentamente.

Hay quien consigue olvidarse de lo que es en esencia, durante una vida entera. De hecho,  la mayoría de los humanos se entrega a esta falsedad. Y no pasa nada si lo deciden. Yo respeto la decisión de cada uno de mis congéneres, son libres de elegir.

Pero a mí la máscara me aguantó sólo un tercio de la vida.

Estudié Ingeniería Industrial, pero sólo por no ser capaz de quitarme antes esa máscara. Aunque es más real si la nombro como miedo. El miedo es el motor que suele mover nuestras vidas y él tuvo la culpa de que eligiera una carrera larga.

Me sirvió para posponer mi misión, mientras intentaba acomodarme a una vida estándar.

Trabajé durante tres años en el sector de la construcción. Lo dejé amargado y decidí refugiarme en las terapias. Estudié Osteopatía craneal y Quiromasaje que me sirvieron para conocerme un poco más, pero seguían sin ser el destino soñado.

Hace poco descubrí que no tenía otra salida: debía utilizar la palabra. Era para lo que había venido aquí. Esta palabra era la vía espiritual y terapéutica para alcanzarme a mí mismo.

La palabra que compone historias que se recogen en novelas. Y como no deseaba negarme más, ahora soy escritor (en realidad es algo que de pequeño ya hacía y sólo he retomado). Estoy inmerso en la creación de mi segunda novela.

También la palabra que acompaña el camino de otros: me encuentro formándome como Coach Sistémico y Artístico.

Creo que uniendo ambas inquietudes surgió el blog y el Congreso Virtual Educando para la Libertad, ambos co-creados junto a MaryLuz. Ayudar a quien lo necesitara en un campo que me apasionaba como el de la Educación y la Pedagogía.

Espero estar ya en mi sitio. Al final es uno mismo quien se coloca donde debe estar. Es una cuestión de tomar tu propia responsabilidad.

No quiero ya ir a otro lugar que no sea este.  Aquí me siento yo mismo.

Un fuerte abrazo.

José Alberto Camacho

Quisiera hablarte brévemente de mí, para que así sepas quién se dirige a ti en estas líneas.  

Siempre fui una niña, una hija, una amiga, una alumna dócil, temerosa e incapaz de alzar la voz para hacerme escuchar, comprender y respetar. Jamás pensé, ni siquiera me atreví a fantasear con la idea de ir contracorriente, imponer mi voluntad o mi criterio, hasta el mismo día en que di a luz a mi primer hijo.

No me reconozco.

Dejé todo lo que había hecho hasta entonces y me dediqué a criar a mi niño, desde las entrañas, conectando con él, con sus necesidades, con mi naturaleza y la sabiduría ancestral de la que todos nosotros somos portadores. 

Fue entonces, cuando me reencontré con mi niñez.

Recordé, comprendí y perdoné aquello que no me supieron o no me pudieron dar. Sobra decir que no estoy hablando de lo material sino de lo «vital». Obvié respetuosamente, y lo sigo haciendo, comentarios y opiniones sectarias sin mala intención sí, pero peligrosamente dañinas, que me alejan de mi nuevo propósito en la vida, el de criar, educar y amar a mis hijos como ellos merecen y necesitan. 

MaryLuz Rojas

Y me voy a armar de las herramientas necesarias para ello, porque me siento desprovista de recursos en esta andadura.

Sé lo que conlleva esta decisión, pero estoy segura de que vale la pena.

Pudiera parecer que este es un camino en solitario pero, ¿sabes? me alegra decirte que no es así, está concurrido por transeúntes llenos de energía, y buenas intenciones, con ganas de dar fuerza y apoyo. Intercambiar conocimiento y experiencia. Se respira un aire nuevo y esperanzador.

Aquí fue dónde encontré a mi socio, amigo y por siempre, cuñado, al que ya has podido conocer, unas líneas más arriba. Junto a él, y con el interés que nos une por aportar nuestro granito de arena para conseguir una Crianza y Educación basada en la libertad, surgió este blog y el Congreso Virtual Educando para la Libertad, del que ambos somos anfitriones. 

Antes de esta aventura, me había dedicado a la Ciencia. Estudié Biología llevada por mi pasión a los animales, a la naturaleza, a la vida en general. Más tarde, comencé mi carrera investigadora que terminó casi diez años más tardes con la defensa de mi Tesis Doctoral en Nutrición Animal. 

He de decir que la idea de contribuir a mejorar este mundo desde la investigación, me encanta. Pero es una profesión demasiado absorbente y un poco ingrata. Para nada compatible con la madre que creo que mis hijos necesitan de mí. Así que dejé mi antigua profesión aparcada y en estos últimos 5 años me he dedicado a formarme en Crianza y Educación con referentes importantes de este ámbito. 

Me gustaría que encontraras en esta web ese lugar dónde cargar las pilas, encontrar apoyo y acompañamiento siempre que lo necesites. Espero que te sientas como en casa. 

Gracias de todo corazón por dedicar unos minutos de tu tiempo a leer estas líneas.

Un abrazo fuerte.

MaryLuz Rojas

Te invitamos a pasear por la web y conocer más acerca de este proyecto, EDUCANDO PARA LA LIBERTAD

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies